Tratamiento con inmunoglobulinas

El tratamiento con Inmunoglobulinas (Ig’s) es la principal indicación en los Déficits de la síntesis de anticuerpos tales como: todas las formas de Hipo-Agammaglobulinemias, déficits de subclases de la IgG con mala calidad de anticuerpos específicos, defectos combinados de células B y T como las Inmunodeficiencias combinadas graves (IDCG) previo al trasplante de Médula ósea, en el S. de Wiskott-Aldrich (WA) con infecciones bacterianas, etc.

Las Ig’s aprobadas para su uso actual son obtenidas mediante fraccionamiento de grandes lotes de plasma para garantizar el más amplio espectro de anticuerpos frente a las infecciones más frecuentes.

Hay distintas vías de administración de las Ig’s:

  • La administración intramuscular: únicamente para dosis aisladas (profilaxis de la hepatitis B, de la infección por tétanos, etc.)
  • La vía mas utilizada en Inmunodeficiencias primarias (IDP) es la de administración intravenosa-IV (1): cada 3 semanas, y a dosis de 400-500 mg/ Kg peso, se consiguen mantener unos niveles de IgG siempre superiores a 600 mg%. Hasta la actualidad, y en nuestro país desde 1981, esta administración se realiza en régimen de Hospital de día.  La pauta de inicio debe ser individualizada hasta conseguir una mejoría o desaparición de las manifestaciones clínicas.
  • Disponemos fácilmente de 3 marcas de Ig´s de administración IV ( Flebogamma de Grifols; Kiovig de Baxter;Octagamocta de Octapharma (hay alguna otra de uso compasivo, como Gammagard de Baxter, si hay reacciones adversas por Ac anti-IgA).
  • La vía subcutánea-SC (2), de reciente introducción en nuestro país, permite mantener unos niveles adecuados con pautas de administración semanal (100-150 mg/ Kg /dosis) y a domicilio. Los niveles que se alcanzan son mas uniformes y las reacciones adversas de menor intensidad y de carácter local. Disponemos de una marca de Ig´s para administración subcutánea, Vivaglobin de CSLBehring. Se adjunta una demostración práctica de esta administración (VIDEO)

Estudios comparativos de la  eficacia y seguridad de las vías IV y SC  no encontraron diferencias significativas del nº de infecciones y reacciones adversas. La administración subcutánea domiciliaria permite una mayor independencia del hospital, mayor control de la enfermedad por el propio paciente y la familia y una mayor calidad de vida. El aprendizaje no es difícil y se debe realizar bajo la supervisión hospitalaria.

Teresa Español

(1) Orange JS et al. Use of intravenous immunoglobulin in human disease: a review of evidence by members of the Primary Immunodeficiency Committee of the American Academy of Allergy, Asthma and Immunology. JACI 2006; 117: S525-53
(2) A.Gardulf et al. Rapid subcutaneous IgG replacement therapy is effective and safe in children and adults with primary immunodeficiencies – a prospective multi-national study. J.Clin Immunol 2006; 26: 177-1